martes, 12 de febrero de 2013

TAROT MADREPAZ: Una Experiencia Transformadora




Buscar la historia que está detrás de los símbolos, mitos e historias que se refieren a lo femenino es siempre leer a contrapelo, desconocer aquello que se nombra como verdad y sumergirse en un espacio otro. Un espacio en el que la oficialidad de lo escrito no alcanza, no llega, o simplemente permanece silenciado por aquello que se nombra como verdad.

Entonces una búsqueda que puede haber comenzado como una inquietud del respetable intelecto, traspasa el límite del registro histórico oficial y se traslada misteriosamente a un lugar otro.

Esa mirada que comenzó buscando afuera de pronto se cierra e inevitablemente se torna hacia adentro, hacia nosotr@s mism@s y entonces aparece el cuerpo, ese tremendo continente que en su geografía aparentemente conocida guarda un camino misterioso que registra nuestro propio origen, el origen de la humanidad toda. 

                                           Laberinto- Leonora Carrington

Y de pronto como por arte de magia ya no decimos cuerpo, decimos psiquis, inconsciente , mito, arquetipo, sueño. Es ahí en donde surgen las imágenes que en su muda presencia, su presencia sin letras, nos hablan incesantemente  de aquello que ocurre en lo profundo.                                          

Me gusta pensar que en un mazo de cartas de tarot, esa singular colección de imágenes, hay una puerta a ese espacio otro infinito, que nos conecta con el misterio, trasladándonos  a esa dimensión sin tiempo que llamamos espacio sagrado, entonces activado por esas puertas arcanas se abre para nosotras un camino mágico…

Al comenzar una sesión de tarot recuerda:

-Permanecer atent@ a las señales que a tu cuerpo llegan.
-Respirar siempre respirar, mantener el centro.
-Apartarse de la idea racional de “saber”, de “entender” y dejar que las imágenes hablen, permitiendo que aquello que está en el misterio emerja.
-Entregarse al misterio, aceptando su naturaleza. Agradecer siempre la posibilidad de penetrar en él.
-Darle la bienvenida  alma del otr@.
-Las cartas son puertas vibrando en la frecuencia que el otro pulsa, tu palabra interpreta esta vibración, le da forma y cuerpo a aquello que late.
-Recordar que este dialogo que sostienes con el otr@ también los sostienes contigo mism@.
-Tus cartas te hablan a ti, por lo tanto  hay un código, un lenguaje personal entre tú y tu mazo que sólo tú puedes descifrar.
-Entregar con amor, escuchar con amor.
-Respetar profundamente el espacio de confianza que el/la otr@ ha abierto para ti.
-Eres un instrumento, un canal, confía, en ese momento estas al servicio de la luz.

La misión del tarotista es hacer que el consultante VIVA una experiencia, es ir con las palabras  construyendo un mundo e invitarlo a entrar a través de mitos, leyendas, historias, ejemplos; el significado profundo de las cartas solo se encuentra a través de esta vía, cómo explicar aquello  que es un misterio? 

La vastedad de significados se tramite solo en la experiencia, a decir verdad no trasmitimos “ el significado” de las cartas únicamente;  para que una tirada de tarot propicie un proceso de transformación debe invitar a la experiencia, debe movilizar la perspectiva del consultante a tal punto que las palabras abran la puerta de la experiencia transformadora, solo el cambio de perspectiva que se produce en la relectura de la vivencia emocional a la luz de las cartas ya sitúa al consultante en una vibración distinta para mirar y mirarse.

Tu mazo te ha escogido acepta aquello que te toca y vívelo con alegría…Adelante! Adelante!




No hay comentarios:

Publicar un comentario